.

Menotti\Bilardo: la grieta innecesaria.

por: Nacho Vallejos
Instagram: @nacho_vallesoto



Todos los que miramos fútbol con cierta frecuencia sabemos lo importante que son estos nombres a nivel nacional en el mundo del fútbol, ya que fueron los entrenadores de los únicos dos equipos argentinos campeones del mundo, Menotti en 1978 y Bilardo en 1986. Con estilos muy distintos, y en un país donde siempre se necesita poner a la gente de un lado o del otro, se los enfrenta permanentemente. 
 Por un lado tenemos César luis Menotti, quien llega a la selección luego de un gran paso por huracán, donde salió campeón en 1973. El ex técnico del globo no la tenía nada fácil, agarraba una selección que había quedado afuera del mundial de méxico 70 y con un pésimo rendimiento en Alemania 74, y a eso se le sumaba la obligación de ganar la copa del mundo, ya que esta se disputará en Argentina. Desde un primer momento el flaco, como es apodado, cambio la visión que se tenía sobre la selección, intensificar los entrenamientos y conformó un equipo con mayoría de jugadores del ámbito local. Siempre se identificó a menotti con el juego ofensivo y con la necesidad de jugar bien para ganar, pero esto no se dan tan así en el desarrollo de la copa. En el primer partido el seleccionado nacional vence a Hungría por 2-1, y en el segundo obtiene el mismo resultado ante Italia sin que le sobre nada. En el último partido del grupo empiezan los problemas, Argentina pierde con Italia 1-0 y clasificó segundo. En la segunda zona le ganó bien a Polonia por 2-0 y empata con Brasil en cero, lo que obliga a los de menotti a golear a Perú en Rosario, y en un partido lleno de interrogantes que es hasta el dia de hoy que no tienen respuesta, la selección gana por seis a cero y avanza a la final. En un monumental repleto, kempes anotó antes del final del primer tiempo; pasaban los minutos y estábamos cada vez más cerca de lograrlo, pero a 8 minutos del final  Holanda iguala el marcador y el partido va a tiempo extra donde Kempes y Bertoni liquidan el partido, Argentina era campeón del mundo. 
 Menotti continua en el cargo para disputar el mundial de 1982 en España, las esperanzas eran muchas ya que al equipo campeón se le sumaba Diego Maradona.Sin embargo el equipo no logra alcanzar el nivel que si tuvo 4 años, y queda afuera en segunda ronda. 
 Producto de una gran campaña con Estudiantes, Carlos Salvador Bilardo fue el encargado de reemplazar al técnico que hasta ese entonces era el único en conseguir el trofeo más codiciado. Con una filosofía asociada al ganar como sea y con un estilo de juego mucho más defensivo, el doctor ( su otra profesión) clasifica de milagro al seleccionado nacional a la copa del mundo con un gol de gareca ( hoy técnico de Perú) en el último minuto. Cualquiera hubiera pensado que el nivel del equipo en México iba ser realmente malo, pero no fue así en lo absoluto, si bien hubo algunos percances Argentina ganó el mundial prácticamente de punta a punta, jugando bien, pero muy distinto en comparación al equipo del flaco Menotti. Cuatro años más tarde el equipo del  narigón (apodo que se le dio a Bilardo, producto del tamaño de su nariz) mostró muchas falencias, pero una vez más en contra de todo pronóstico y al mejor estilo Bilardo, Argentina logró meterse en la final, aunque esta vez no tendría la misma suerte.
 Lo cierto es que ambos fueron dos grandes técnicos, y lograron lo que nadie pudo hasta el momento. Pero yendo un poco más profundo, si bien es cierto que sus estilos de juego eran diferentes, hay muchos puntos en los que se conectan. Un ejemplo claro es la importancia de victoria, es cierto que uno quiere ganar de cualquier forma y otro prioriza otros aspectos, pero en definitiva, todos buscamos ganar, uno no va a jugar un partido con la intención de perder; por ejemplo, un equipo que necesita el empate puede poner linea de 5, pero siempre va a tener por lo menos un delantero, que en algún momento buscará obstruir la salida del rival, pero en otro momento buscará atacar para ganar.

Comentarios