.

Fuego por todos lados: arde Cordoba y el delta del Paraná #LeyDeHumedalesYa



Los incendios forestales en Córdoba arrasaron con todo a su paso y quemaron más de 40 mil hectáreas de bosques nativos y tierra productiva

Las principales áreas donde los bomberos tuvieron que combatir el fuego fueron el Valle de Punilla y el departamento Ischillín. Allí tuvieron complicaciones por los factores climáticos adversos, e incluso los habitantes del lugar tuvieron que lamentar la pérdida total o parcial de más de 20 viviendas en las cercanías de Capilla del Monte y Charbonier.

Incluso por el fuego se llegaron a lamentar dos víctimas fatales: José Roble y Cristóbal Varela. Aún hay focos activos en Traslasierra, Punilla, Paravachasca y Sierras Chicas


Córdoba es sólo una de las nueve provincias que este año sufrieron y sufren de incendios forestales, muchos de los cuales se cree fueron provocados por personas de forma intencional. En cuanto a magnitud se acercan a los del delta del río Paraná, Entre Ríos, iniciados en febrero, que provocaron grandes pérdidas de la biodiversidad y cuyo humo llegó incluso a extenderse por la ciudad de Rosario, en Santa Fe


De hecho, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego informó que la superficie afectada por la quema de pastizales en las islas del Paraná “es de unas 90 mil hectáreas” y que algunas viviendas de la zona corren riesgo de ser alcanzadas por el fuego. Los incendios son combatidos por decenas de brigadistas.

El propio ministro de Ambiente, Juan Cabandié, admitió que "los incendios son intencionados y hay que buscar a los responsables", mientras que en la Cámara de Diputados se busca tratar un proyecto de ley de humedales para protegerlos, ya que son los sectores naturales más afectados por los incendios.



Ley de humendales


En la Argentina existen aproximadamente 600.000 km2 de humedales, lo que representa el 21,5% del territorio nacional. Los humedales son ecosistemas naturales que proveen un conjunto de bienes y servicios que garantizan la calidad de vida tanto de los pobladores locales como de los habitantes de áreas vecinas.

La provisión a la sociedad de esos bienes y servicios ecosistémicos depende del mantenimiento de la integridad ecológica de los humedales. Ésta integridad se ve cada vez más afectada por la actividad desregulada del hombre, las mega-urbanizaciones, avance de frontera agrícola, industrialización de procesos de pesca y deforestación.

Además, todos los humedales tienen un efecto de “esponja”,  proveen un servicio de mitigación de inundaciones al absorber el agua, lo que impide que se inunden las ciudades que están aguas abajo. Los incendios están reduciendo la capacidad de mitigación. Entonces son varias contribuciones, que en el caso del Delta se potencia por esas dos características, su extensión y la cercanía con los centros urbanos.



Incendios en Sudamérica


El problema del fuego no es solo argentino, sino que gran parte de sudamerica está azotada por los incendios.

Las llamas están quemando gran parte de Pantanal, por ejemplo, el humedal más grande del mundo. Pantanal es un humedal tropical a caballo entre Brasil, Bolivia y Paraguay y tiene una extensión parecida a la de Rumanía. Es un santuario para la biodiversidad: el hogar de la nutria gigante, de los tapires y el área con mayor densidad de jaguares del mundo.

Más allá de humedales, otras zonas de Sudamérica están también sufriendo más incendios de lo habitual.

En Venezuela, por ejemplo, se han detectado hasta la fecha unos 13.000 fuegos. Un nuevo récord para un país en el que la media está en 7.000 incendios anuales.

En Colombia también se han detectado el doble de los incendios que cabría esperar en un año normal.

Comentarios