.

Lo que la gente quiere: Futbol. La Copa Libertadores arrasó en el rating.

 


Seis meses pasaron desde que se paró el futbol. Seis mese en donde las noticias solo iban referidas a un solo tema: la pandemia. Medio año en que la gente fue acumulando amargura y preocupación. La gente necesitaba distraerse de esta manera.


No es noticia la pasión por el futbol en Argentina, pero sumado a la abstinencia, fue una explosión de publico que se vio reflejado en el rating televisivo, los números lo dejan al descubierto:


Los números difundidos por la agencia Ibope señalaron que el match del Millo contra San Pablo tuvo 16 puntos de promedio, con 21.8 de pico. En tanto, el del Xeneize ante Libertad tuvo 17 de media, con pico de 20.3. 


Racing, que jugó frente a Nacional de Montevideo a las 17.00, horario más laboral que el River (19.00) y Boca (21.00) tuvo 6.4 de promedio y 9.7 de pico. La Academia fue por Fox, mientras que los dos siguiente por ESPN.


En la televisión abierta, el programa más visto fue Jesús, ficción de Telefé, con 12.3 de pico. El Cantando por un Sueño de El Trece no llegó a dos dígitos. Muy por debajo del fútbol.


Pero las ganas de ver futbol no quedaron ahí. El sábado siguiente, jugó el Leeds de Bielsa, y aunque no llegó a los monstruosos números de la Copa, también fue muy visto en el pais: El partido, bajo la transmisión de ESPN, con los relatos y comentarios de Germán Sosa y Sebastián Domínguez, tuvo un promedio de visualización de 2 puntos, con incluso hasta picos de 2.8. Es más, por momentos lideró el segundo lugar en el rating, debajo del canal Telefe.


Comentarios