.

Rashford y su lucha contra el hambre infantil

 


Marcus Rashford sigue con su batalla para ayudar a los más desfavorecidos. Mientras el gobierno británico no aprobó la propuesta de ofrecer comidas gratis a los niños en las escuelas, el jugador continúa con su cruzada para colaborar en lo que puede y, de este modo, que a nadie le falte alimento que llevarse a la boca. "Una cantidad significativa de niños se van a dormir esta noche, no sólo con hambre, sino con la sensación de que no importan", escribió Rashford en Twitter tras conocerse el resultado de la votación. "Esto no es política, esto es humanidad", continuaba.


Además de predicar con el ejemplo y ayudar personalmente en asociaciones benéficas de reparto de comida, el jugador del Manchester United, tras la negativa de los parlamentarios, no ha parado de retuitear en su cuenta personal de Twitter todas y cada una de las iniciativas que están surgiendo en el Reino Unido de forma espontánea para ayudar a todas estas personas que lo están pasando mal. Un modo de hacer ver la solidaridad y mostrar su disconformidad con la decisión del gobierno.


El jugador, de 22 años, ha logrado que negocios locales, ayuntamientos y ciudades de todo el Reino Unido aporten su granito de arena para que ningún niño pase hambre cuando cierran las escuelas. Restaurantes de Bolton, Liverpool, Sheffield, barrios de Londres, Wigan y muchos otros sitios se pronunciaban a favor del movimiento de Rashford, que además les daba recorrido en redes sociales.


El jugador también colabora con FareShare, que distribuye comida de manera caritativa y con la que consiguió recaudar 20 millones de libras esterlinas, suficientes para que tres millones de niños tengan un plato de comida. Incluso, acudió él mismo al centro a ayudar.


Rashford creció con cuatro hermanos en una familia de pocos recursos. Sólo con su madre, sin ninguna ayuda de su padre, él mismo pasó por momentos de escasez en los que tuvo que recurrir a los servicios sociales. Ahora el jugador del Manchester United no quiere que ningún niño tenga que verse en esa situación.

Comentarios