.

El deporte también vota en las elecciones de EE.UU: El movimiento 'More than a vote'

 

El 3 de noviembre es el primer martes después del primer lunes de ese mes, y como tal la fecha elegida para los comicios: ¿repetirá Trump? ¿ganará Biden? Con independencia del resultado, el deporte también vota. Resulta complicada cualquier aproximación a la cita con las urnas que no gire sobre la figura del actual presidente, pero tal consideración se agudiza si cabe atendiendo a la faceta deportiva. Porque el que también fuera (y es) multimillonario empresario se ha enfrentado con muchos colectivos en los últimos años, pero pocos son los que han respondido con la firmeza que se ha mostrado desde estadios y pabellones. Y porque, así las cosas, el movimiento 'More than a vote' se ha configurado desde lo racial como otro de los factores a tener en cuenta de cara a la decisión que tome el electorado.

Hay en el mismo personajes públicos de otros ámbitos, un rapero como Bun B, un cómico como Kevin Hart, una cantante como Toni Braxton, hay también los que dedicándose al deporte no son estrictamente deportistas, una analista como María Taylor, pero la amplísima mayoría de sus miembros llega desde el baloncesto (con LeBron James como figura indiscutible, pero con tanta representación de la WNBA femenina como de la propia NBA), desde el citado fútbol americano y desde el béisbol. También hay quien se dedica al softball (Aleshia Ocasio), al atletismo (Allyson Felix) al fútbol (Jozy Altidore) o al tenis (Sloane Stephens).

"Somos atletas y artistas negros que trabajamos juntos. Nuestras prioridades en este momento son combatir la supresión de votantes racista y sistémica mediante la educación y proteger nuestra comunidad en 2020", puede leerse en la web del movimiento bajo el lema "el cambio no se hace mirando desde el banquillo". Todos los beneficios que genere su 'merchandising' oficial, en el mismo sentido, "irán al Comité de Abogados por los Derechos Civiles y su lucha para garantizar que todos los votantes tengan la misma oportunidad de votar y que ese voto cuente".

El sistema electoral estadounidense es complicado desde el momento en que no existe censo como tal, sino registro de aquéllos que quieran intervenir. El abstencionismo tiene así consideraciones sociales y raciales, votan menos los estratos bajos, votan menos los afroamericanos, pero 'More' consiguió por ejemplo un compromiso para que numerosas canchas de la NBA o recintos de la NFL se hayan convertido en sedes para las elecciones... lo que se supone favorece a Biden desde el momento en que una alta tasa de participación siempre ha beneficiado al Partido Demócrata.


Queremos algo mejor, queremos un cambio en nuestra comunidad... y ahora tenemos la oportunidad

LeBron James (jugador Los Angeles Lakers)


Las protestas se intensificaron, además, tras las muertes este mismo año de George Floyd, en mayo, y Jacob Blake, en agosto, ambos de raza negra, ambos a manos de la policía. El movimiento 'Blacks Lives Matter' sirvió para movilizar al deporte hasta un parón que comenzó en la burbuja de la NBA, pero que terminó arrastrando al resto de torneos, incluida una National Hockey League cuya cifra de jugadores afroamericanos sigue siendo ínfima.


Megan Rapinoe, estrella de la selección femenina de fútbol, campeona del mundo hace poco más de un año, símbolo del movimiento LGTBI, está también entre las que se han posicionado respecto a Trump: "Tu mensaje excluye a la gente". La de sexismo es otra acusación con base de cara a unas elecciones en las que, por otra parte, se enfrentan un tipo de 74 años y otro de 77. Con el respeto que merece la edad, no parece la mejor fórmula para atraer a millones de jóvenes. Pero es lo que hay, y ante lo que hay se posiciona el deporte. Elecciones USA, ya se sabe... 'More than a vote'.

Comentarios